Los desmemoriados…

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Por María Jaramillo Alanís

La reunión anunciada por los voceros de la oposición perdedora, para los próximos días en la capital de Tamaulipas, trae a mi memoria del cómo Gerardo Peña “el plurinominal”,  entregó a diestra y siniestra fiats notariales a abogados, en muchos casos, que no cumplían con las mínimos requisitos para ser notarios públicos.

Los requisitos para ser notario son distintos en cada estado, ya que los establece la ley local. Sin embargo, en términos generales se requiere ser licenciado en Derecho, haber realizado una práctica en alguna notaría, tener buena reputación tanto personal como profesional y aprobar o en su caso ser vencedor en un examen de oposición.

En muchos casos, los fiats entregados por Peñita, fueron cancelados por el gobierno de Tamaulipas porque no cumplieron con dos requisitos mínimos: contar con buena reputación y no hicieron examen de oposición alguno.

Hay una lista de abogados que han  renunciado a los fiats por vergüenza, pero además sabiendo que el gobierno de la 4ª Transformación  y su consejera jurídica, Tania Contreras López les ha ofrecido que pueden volver a participar atendiendo todos los requisitos para obtener una Fe Pública.

Lo que no dirán los abogados, es que Gerardo Peña además de entregarles un Fiat y pagar el derecho correspondiente en  el Registro Notarial, los puso a cuota, 100 mil pesitos para el perdedor de siempre y que fungió en el último tramo del infausto gobierno de los “Vientos del Cambio” como secretario General de Gobierno.

Pero además, tampoco dirán los abogados renunciantes es que Peña, después de haber dejado la víbora chillando en la General de Gobierno, tuvo el descaro de hablarles para que fuesen a dejarle a su casa, un sobrecito de 500 mil varos, pero eso sí,  sin olvidarse que la cuota mensual era de 100 mil pesillos.

La reunión que anuncian los panistas y que encabezará el plurinominal Peñita los días 25 y 26 de este mes, le dejará a la otra “tomatodo” Imelda San Miguel, cual zorra astuta, pero más sola que un hongo venenoso, una sensación de “¡voy ganando, yupi! Con la pena, pero la campaña de la elección extraordinaria al senado está más muerta que el PRIAN.

Por fi, le pido a la señorita Valeria Lerma Pérez (que no tengo idea de quién es) que no llene de basura mi correo, aunque le agradezco que me haya refrescado  la memoria, había olvidado el tema tan importante del cobro de los fiats, que hizo su jefecito Peñita “el perdedor” a los abogados.

Esto no se acaba hasta que hayamos echado de Tamaulipas a los sátrapas del prianismo, así sea que se camuflen de  guindas…

Desde Mi Trinchera Vietnamita, más Janambre que nunca.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Foto del día

ALBERTO NOS SALVÓ LA VIDA. NOS TRAJO DE REGALO AGUA Y MÁS AGUA.