Arnulfo exige la cabeza de Lucía Aimé, luego podría negociar con Américo.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Por María Jaramillo Alanís

Ciudad Victoria, Tamaulipas. –El dirigente estatal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Arnulfo Rodríguez Treviño luego de que ordenó a la base sindical tomar instalaciones de la Secretaría de Educacion de Tamaulipas y las oficinas de esta en todo el estado, dijo en una rueda de prensa frente a sus seguidores ” primero queremos que se vaya Lucia Aimé y luego veremos si negociamos “

Rodríguez Treviño argumentó que a él lo eligió la base magisterial y que jamás los dejaría solos en sus demandas, supuestamente que no han sido resueltas por la Secretaria de Educación.

El dirigente de la sección 30 del SNTE ante manifestantes en la sede de la SET sostuvo que no se moverán de las oficinas de la Secretaria hasta que el Gobernador Américo Villarreal Anaya despida a Lucia Aimé Castillo Pastor.

Rodríguez Treviño advirtió -por si hiciera falta- que la educación no se puede impartir sin el trabajo de los maestros, y llamó a que el gobierno cumpla con los pagos pendientes sin antes mandar una amenaza; “hoy damos el primer paso, pero estamos listos para el segundo y tercero que sea necesario”

El plantón impidió las labores del personal de la SET, ya que los maestros tomaron la explanada antes del horario laboral y con ello, impidieron la entrada de los empleados y funcionarios.

Luego Rodríguez Treviño le echó encima a sus huestes a la secretaria de Educación r cuestionando su labor : “yo solamente quiero saber y les pregunto a ustedes ¿En qué escuela ha trabajado Lucía Aimé, en qué escuela ha estado el titular de la Subsecretaría, el de Recursos Humanos, todos ellos?”.

Insistiendo en la renuncia de Lucía Aimé, Rodríguez Treviño se escudó en todo momento con el supuesto mandato magisterial ” le vamos a dar hasta donde tope, porque al final son los maestros quienes deciden.

Desde que asumió la dirigencia estatal del SNTE Arnulfo Rodríguez Treviño prometió a sus agremiados que echarían a Lucia Aimé de la SET, hoy vuelve a la carga.

Para algunos maestros, la exigencia del líder del SNTE no es más que un capricho y acumular más poder; “no tiene el control de horas, exámenes, plazas, aunque ya colocó a un Lara Tijerina en el SARTET, pero quiere todo, porque no tiene llenadera”

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Foto del día

PRESA VICENTE GUERRERO...AL 7.898 POR CIENTO DE SU CAPACIDAD.