La tecnología ‘Necrobot’ convertirá los cadáveres de arañas en biorobots

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

El profesor Daniel Preston y el estudiante graduado Fei Yap de la Universidad Rice de Texas han desarrollado una tecnología para controlar los cuerpos de las arañas muertas, lo que les permite convertirse en dispositivos improvisados ​​para agarrar objetos pequeños. Llamaron a sus descendientes «necrobots» y planean usarlos para crear robots especiales. Más precisamente, manipuladores para robots industriales que trabajan con componentes pequeños.

En el cuerpo humano, los músculos funcionan contrayéndolos y estirándolos, pero el cuerpo de una araña está dispuesto de manera diferente. Este es un excelente sistema hidráulico, que consta de una cámara de presión en el cefalotórax y pequeños depósitos en las extremidades. Cuando la cámara bombea sangre a las patas de la araña, se endereza y cuando la presión cae, automáticamente se comprimen con una fuerza considerable.

Los científicos mataron humanamente a las arañas, insertaron una aguja de jeringa en la cámara de presión y la aseguraron allí con una gota de pegamento. Ahora, a través del movimiento del pistón de la jeringa, puedes controlar la presión dentro del cadáver de la araña y hacer que sus extremidades funcionen como un simple manipulador para capturar varios objetos. 

En el curso de la investigación, se descubrió que las arañas muertas sostienen con éxito objetos al 130% de su propio peso, y las patas soportan alrededor de 1000 ciclos de extensión-flexión antes de que la capa biológica comience a degradarse.

Un gran número de patas de araña y su disposición por la propia naturaleza se ha convertido en un agarre casi perfecto para objetos de forma libre. Dichos manipuladores se pueden usar en la industria, por ejemplo, al ensamblar dispositivos microelectrónicos.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Foto del día

ALBERTO NOS SALVÓ LA VIDA. NOS TRAJO DE REGALO AGUA Y MÁS AGUA.