Mitómano, bipolar y vulgar ladrón.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Por María Jaramillo Alanís

El diagnostico que ha formulado el cardiólogo gobernador, Américo Villarreal Anaya, sobre  Francisco García Cabeza de Vaca es certero, y pienso que, como desconoce toda la patología que padece el ordinario, no sabe que es atendido de bipolaridad  en McAllen, Texas, dicho por él mismo.

El doctor Villarreal Anaya conoce el expediente de Vaca por encimita, pues éste mañosamente ha ocultado sus antecedentes clínicos más graves. Por eso creo, que salta a la vista su mitomanía y por eso es certero el diagnostico.

¿Pero qué diantre es la mitomanía? Según la literatura médica, esta se conoce como pseudología fantástica o mentira patológica. Como su nombre lo detalla, se trata de un trastorno psicológico que consiste en la conducta repetitiva del acto de mentir.  La mitomanía es una conducta adictiva que se adquiere por repetición ya que es constantemente reforzada por los beneficios que logra.

Usted y yo podemos identificar a los mitómanos, obviamente Vaca encaja en ese perfil. Vea y lea.

  • A menudo hablan de experiencias y logros en los que parecen heroicos o victoriosos
  • También cuentan historias donde son las víctimas –cosa que le encanta a Vaca-en búsqueda de simpatía
  • Sus historias tienden a ser elaboradas y llenas de detalle
  • Pueden tener diferentes versiones de la misma historia
  • Algunos casos de mitomanía provienen del trastorno de personalidad antisocial o personas con dependencia de sustancias. Sin embargo, otros casos parecen no tener una razón médica o psicológica para este comportamiento.

Aunque no se conocen las causas de la mitomanía, sí  hay factores que inciden como pueden ser; trastornos de esquizofrenia o el trastorno bipolar.

Pero sobre todas las cosas, los mitómanos buscan evadir el castigo a sus constantes mentiras, agravios, hurtos, canalladas, pues.

Y Vaca, busca justamente eso, EVADIR con más mentiras,  todo el quebranto que realizó junto a su familia a las finanzas del gobierno de Tamaulipas.

Ni su bipolaridad diagnosticada por su psiquiatra en McAllen y dicho por el mismo Vaca a la que escribe, ni la mitomanía pueden ser pretexto para verlo como “enfermito”, o que, por esas razones pueda burlar la acción de la justicia.

Este es el punto, ¿a qué hora Irving Barrios Mojica, Fiscal General de Justicia de Tamaulipas, da celeridad a las denuncias presentadas por casi todas las dependencias en contra de Vaca y secretarios, que quebraron las finanzas de Tamaulipas y agraviaron a los tamaulipecos?

¿A qué hora las y los diputados –qué sí tienen facultades- citan a comparecer al Fiscal Carnal de Vaca para que explique porqué la lentitud contra el ex gobernador,  y en ese orden, lo destituyan?

El Poder Ejecutivo ha hecho lo suyo, recopilar información, armar expedientes y denunciar ante la Fiscalía General de Justicia y ante la Fiscalía Anticorrupción… ¿a qué hora se ponen a jalar las y los diputados?

Hace falta una sola cosa; girar la orden de aprehensión contra Vaca,  pillos-mujeres y hombres-  que le acompañaron en eso de desaparecer el presupuesto de seis años que correspondía a las y los tamaulipecos.

Dios nos libre del mitómano, bipolar y ladrón de siete suelas.

Desde mi Trinchera Vietnamita, más Janambre que nunca.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Foto del día

ALBERTO NOS SALVÓ LA VIDA. NOS TRAJO DE REGALO AGUA Y MÁS AGUA.